LA PREPARACIÓN DEL 11 S

9_11

7 de septiembre…………………..y entonces sucedió que………………

…………..entre el lunes 9 y el miércoles 11 del mes de julio de 2001, el considerado cerebro de los atentados que acabarían produciéndose el 11 de septiembre, Ramzi Binalshibh, se reunía en Tarragona con el que iba a ser el jefe del escuadrón suicida, Mohamed Atta, un encuentro organizado por el activista argelino, Mohamed Belfatmi, con residencia en la localidad tarraconense de Vilaseca, en la que de igual forma se encontraban presentes, Marwan al Shehhi, el emiratí de 23 años, que estrellaría, dos meses más tarde, un segundo avión contra la Torre Sur del World Trade Center y el libanés de 27 años, Ziad Yarrah que pilotará el avión de la United Airlines que acabará precipitándose cerca de Shankswille en Pensilvania.

El primero de ellos, arribaba a Reus, en vuelo procedente desde Hamburgo, el mismo lunes, hospedándose en el Hotel Mónica de Cambrils, en la comarca del Bajo Campo. Atta, llegaba un día antes en el vuelo 656 Miami-Zúrich-Madrida las cuatro y veinte de la tarde, pernoctando esa noche del día 8, en la habitación número 111 del hotel Diana Cazadora de Barajas, para trasladarse posteriormente en un Hyundai Accent alquilado de color plata, matrícula 5315 BHF, hasta Tarragona. En subsiguientes investigaciones efectuadas por la Guardia Civil, de los veintitrés testigos localizados, que afirmarán haber visto, en algún momento, a uno u otro terrorista, ninguno recordará haberlos observado juntos.

En aquella reunión, el egipcio Atta le hacía entrega al yemení Binalshibh, los detalles clave del atentado, que serían posteriormente trasladados por este a la cúpula de Al Qaeda en Afganistán, a falta de confirmar, tras ultimarse estos, la fecha del ataque, que acabaría siendo señalada para el martes 11 de septiembre de 2001. 

De esta forma, diecinueve miembros terroristas suicidas, divididos en cuatro grupos, con un piloto al frente de cada uno de estos, secuestrarían un avión por grupo, para buscar objetivos concretos en los que estrellar aquellas naves, procurando causar el mayor daño posible en suelo norteamericano.

Cuatro días antes de los atentados señalados, a la una y veinte del 7 de septiembre, de un día como hoy de hace diecisiete años, Ramzi Binalshibh, el organizador de los atentados, el hombre más importante de Al Qaeda en Europa, regresaba a España en donde recogía un pasaporte falso, confeccionado por un argelino afincado en Murcia, Khaled Madani, permitiéndole de este modo abandonar Europa con destino a Kabul, capital de Afganistán, bajo el nombre falso de Hasan Alssiri.

Semanas antes de los atentados hubo una reunión de la Junta de Seguridad Nacional presidida por la secretaria de Estado Condolezza Rice, a la que asistía el director de la CIA, George Tenet y el fiscal general John Ashcroft, en la que se advertía de un ataque inminente “en los Estados Unidos”, interpretando erróneamente aquel aviso, como un posible ataque terrorista no en suelo estadounidense, sino “contra” los Estados Unidos (esto es, en cualquier parte del mundo contra intereses norteamericanos).

El martes 11 de septiembre, los terroristas ultimaban los preparativos previos al ataque de aquella jornada que cambiaría el mundo para siempre. Cuatro aviones comerciales, para cuatro objetivos claros y definidos, las Torres Gemelas del World Trade Center, el Capitolio y el Pentágono.

A las nueve menos cuarto de la mañana (las tres menos cuarto hora española), un Boeing 767 perteneciente al vuelo 11 de American Airlines que viajaba desde Boston hacia Nueva York, con noventa y dos pasajeros a bordo, y una tripulación conformada por nueve personas, impactaba a unos 700 kilómetros por hora contra la Torre Norte del World Trade Center de Nueva York, un edificio de ciento diez plantas. El impacto dejaba en estado de shock a todo el distrito financiero, que no acababa de entender la magnitud real de lo que estaba sucediendo. (Con una duración de veinte segundos la colisión grabada ante la sorpresa de los allí presentes https://youtu.be/0tlNyfs_gWo).

Sin tiempo material para llegar a discernir siquiera lo que estaba ocurriendo, de lo que aparentemente parecía el estallido de una bomba o un inexplicable accidente de aviación, dieciocho minutos más tarde, a las nueve y tres minutos era la otra Torre, la Torre Sur, la que sufría entre los pisos setenta y siete y el octogésimo quinto, el choque frontal de otro vuelo, el del 175 de la United Airlines, que cubría el trayecto Boston-Los Ángeles, con sesenta y cinco pasajeros, a unos 550 kms/hr, https://youtu.be/i5XZMHBwcjA. 

Con esta segunda colisión, no cabía duda alguna, Estados Unidos estaba sufriendo uno de los ataques terroristas suicidas más devastadores de los últimos tiempos. El presidente, George W. Bush, que se encontraba de visita en una escuela de primaria en la localidad de Saratosa en Florida, era informado de inmediato de estos sucesos, prohibiéndose desde ese mismo momento sobrevolar el espacio aéreo de la ciudad de Nueva York.

Cuando pasaban treinta y nueve minutos de las nueve de la mañana, un tercer avión, identificado como el vuelo 77 de la American Airlines, con sesenta y cuatro personas a bordo, que cubría el trayecto desde la capital, Washington, hasta Los Ángeles, impactaba contra el Pentágono (sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos).

A las diez y cinco, el vuelo 93 de United Airlines, un Boeing 757 con 44 personas a bordo, se desplomaba en un campo de Shanksville, en Pensilvania, como consecuencia de la revuelta de la tripulación y los pasajeros contra los terroristas en un intento de hacerse con las riendas del aparato.

Todos los medios informativos se hacían eco del asunto que conmociona al mundo. Como consecuencia de los impactos recibidos por los dos edificios, estos se vinieron abajo.

Posteriormente aparecerían unas imágenes grabadas por el periodista Mark LaGanga de la cadena norteamericana CBS de lo allí acontecido y que podemos visionar, un extracto del mismo, con una duración de dos minutos y cincuenta y tres segundos en este enlace https://youtu.be/xU8LJiRGq9M.

Los datos finales del suceso arrojarán las escalofriantes cifras de más de tres mil muertos y cerca del doble de heridos de diversa consideración. Nuestro más sentido recuerdo por las víctimas inocentes de estos atentados.  

–“El terrorismo nace del odio, se basa en el desprecio de la vida del hombre y es un auténtico crimen contra la humanidad” – (Juan Pablo II).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s